Archivo de la categoría: Ilustraciones

Serie de comic que realicé en los 90 para una revista local, que versa  sobre las aventuras cotidianas de un viejo progre a medio reciclar.
Serie de comic que realicé en los 90 para una revista local, que versa sobre las aventuras cotidianas de un viejo progre a medio reciclar.
Serie de comic que realicé en los 90 para una revista local, que versa  sobre las aventuras cotidianas de un viejo progre a medio reciclar. Aprovecho esta ocasión para publicitar que comienzo mi curso de comic-ilustración el 16 de Octubre, donde llevo haciéndolo años en la academia Metrópolis C.E. de Madrid.
Serie de comic que realicé en los 90 para una revista local, que versa sobre las aventuras cotidianas de un viejo progre a medio reciclar. Aprovecho esta ocasión para publicitar que comienzo mi curso de comic-ilustración el 16 de Octubre, donde llevo haciéndolo años en la academia Metrópolis C.E. de Madrid.

Repartiendo propaganda del Frente popular. Febrero 1936

Tras cuatro años de régimen parlamentario republicano convulso y de continua acción- reacción política, con varios conatos de rebelión tanto de sectores de izquierda como de la derecha, se convocan elecciones generales, las terceras del nuevo régimen. El ambiente, lógicamente, es de tal tensión, que se masca en el ambiente. Frente Nacional contra frente Popular.  Se palpa que algo funesto vá a pasar. El miedo y el odio transpira por todos los poros de la nación.
Tras cuatro años de régimen parlamentario republicano convulso y de continua acción- reacción política, con varios conatos de rebelión tanto de sectores de izquierda como de la derecha, se convocan elecciones generales, las terceras del nuevo régimen.
El ambiente, lógicamente, es de tal tensión, que se masca en el ambiente. Frente Nacional contra frente Popular.
Se palpa que algo funesto va a pasar. El miedo y el odio transpira por todos los poros de la nación.

Precio de la Ilustración original: 300€

Para más información puedes contactar conmigo aquí

¡¡BELCHITE!!. Septiembre 1937

Ante el constante avance de las fuerzas franquistas en la aislada zona republicana del norte, el nuevo Estado Mayor republicano decide iniciar una batalla de distracción que a  la vez que eleve la moral propia, obligue a detener la total ocupación del norte por Franco.  Se elige tomar Zaragoza, al saberse que está pobremente defendida y a unos 80 Km. del frente. Al iniciarse la ofensiva leal, Franco ordena no distraer sus fuerzas del norte,  envía solo aviación, y manda asimismo que la población de Belchite, tenazmente fortificada, resista hasta la muerte la avalancha. El resultado será probablemente la más caótica y sangrienta batalla hasta entonces, 10 días de lucha desesperada, en la que el Ejercito Popular pica el anzuelo y se desgasta en el afán de tomar una población de poca importancia, en vez de controlarla y proseguir hacia Zaragoza. La elección de Belchite como bastión de resistencia ocasiona la práctica destrucción de la ciudad, una población de historia milenaria y bello estilo mudéjar. Probablemente por mala conciencia y como único y macabro ejemplo en el mundo, el caudillo ordena no reconstruirla, ni siquiera recoger los cientos de victimas civiles y militares sepultados entre sus escombros. Quiere convertirla en un monumento macabro de la heroica resistencia "nacional" y de la maldad "roja".
Ante el constante avance de las fuerzas franquistas en la aislada zona republicana del norte, el nuevo Estado Mayor republicano decide iniciar una batalla de distracción que a la vez que eleve la moral propia, obligue a detener la total ocupación del norte por Franco.

Se elige tomar Zaragoza, al saberse que está pobremente defendida y a unos 80 Km. del frente.
Al iniciarse la ofensiva leal, Franco ordena no distraer sus fuerzas del norte, envía solo aviación, y manda asimismo que la población de Belchite, tenazmente fortificada, resista hasta la muerte la avalancha.
El resultado será probablemente la más caótica y sangrienta batalla hasta entonces, 10 días de lucha desesperada, en la que el Ejercito Popular pica el anzuelo y se desgasta en el afán de tomar una población de poca importancia, en vez de controlarla y proseguir hacia Zaragoza.
La elección de Belchite como bastión de resistencia ocasiona la práctica destrucción de la ciudad, una población de historia milenaria y bello estilo mudéjar.
Probablemente por mala conciencia y como único y macabro ejemplo en el mundo, el caudillo ordena no reconstruirla, ni siquiera recoger los cientos de victimas civiles y militares sepultados entre sus escombros.
Quiere convertirla en un monumento macabro de la heroica resistencia «nacional» y de la maldad «roja».

Precio de la Ilustración original: 300€

Para más información puedes contactar conmigo aquí

Enlace. Agosto 1937

Las funciones de enlace son indispensables en guerra, especialmente en esa época, en la que la telefonía era sólo por cable, y cuya instalación resultaba lenta y laboriosa. Además la red telefónica en las zonas rurales era escasa y frágil. La función de enlace se llevó a cabo a base de motoristas, lo más indicado por velocidad y discreción frente a la aviación rebelde. A medida que avanzaba la guerra, esta labor fue realizada por mujeres, quizá en la esperanza de que el enemigo se cebara menos en ellas, ya que muchos cayeron victimas de las ametralladoras de la aviación facciosa.
Las funciones de enlace son indispensables en guerra, especialmente en esa época, en la que la telefonía era sólo por cable, y cuya instalación resultaba lenta y laboriosa.
Además la red telefónica en las zonas rurales era escasa y frágil.
La función de enlace se llevó a cabo a base de motoristas, lo más indicado por velocidad y discreción frente a la aviación rebelde.
A medida que avanzaba la guerra, esta labor fue realizada por mujeres,
quizá en la esperanza de que el enemigo se cebara menos en ellas, ya que muchos cayeron victimas de las ametralladoras de la aviación facciosa.

Precio de la Ilustración original: 300€

Para más información puedes contactar conmigo aquí

Mujeres fortificando en los alrededores de Madrid. Octubre 1936

Tras tres meses de guerra, la República ha pasado de controlar dos tercios del territorio a algo menos de la mitad. La ineficacia de las milicias frente a un ejército organizado es patente. Una de las causas es la "democratización" de la jerarquia de mando y decisión, a veces plebiscitaria, y otras tomada por personas sin conocimiento militar. Al acercarse peligrosamente a Madrid, el gobierno reacciona y crea el embrión de un futuro ejército disciplinado. Toda la población civil, especialmente mujeres y niños, se aprestan a convertir la capital en un bastión inexpugnable. En un esfuerzo supremo, toda la ciudad es rodeada de toda suerte de atrincheramientos concéntricos y fortines.
Tras tres meses de guerra, la República ha pasado de controlar dos tercios del territorio a algo menos de la mitad.
La ineficacia de las milicias frente a un ejército organizado es patente.
Una de las causas es la «democratización» de la jerarquia de mando y decisión, a veces plebiscitaria, y otras tomada por personas sin conocimiento militar.
Al acercarse peligrosamente a Madrid, el gobierno reacciona y crea el embrión de un futuro ejército disciplinado.
Toda la población civil, especialmente mujeres y niños, se aprestan a convertir la capital en un bastión inexpugnable.
En un esfuerzo supremo, toda la ciudad es rodeada de toda suerte de atrincheramientos concéntricos y fortines.

Precio de la Ilustración original: 300€

Para más información puedes contactar conmigo aquí

Milicianas de control y vigilancia de la retaguardia. Abril 1937

Ya en plena guerra, y con prácticamente todos los hombres útiles enrolados en el  nuevo ejército, en muchos casos las labores de control de la retaguardia son efectuadas por mujeres, siempre con prestigio político, ya que tienen entre sus funciones desbaratar los planes del enemigo infiltrado entre la población civil, así como descubrir derechistas escondidos. Para éste último fin habrá muchos más organismos especializados.
Ya en plena guerra, y con prácticamente todos los hombres útiles enrolados en el nuevo ejército, en muchos casos las labores de control de la retaguardia son efectuadas por mujeres, siempre con prestigio político, ya que tienen entre sus funciones desbaratar los planes del enemigo infiltrado entre la población civil, así como descubrir derechistas escondidos. Para éste último fin habrá muchos más organismos especializados.

Precio de la Ilustración original: 300€

Para más información puedes contactar conmigo aquí